Loading...

Páginas vistas la semana pasada

sábado, 25 de junio de 2011

LEONARDO DA VINCI

En 1958 en los astilleros de Ansaldo, en Génova, fue botado el trasatlántico de 33.340 toneladas LEONARDO DA VINCI, de la comúnmente conocida naviera italiana ITALIAN LINES, aunque su nombre Italia-Societa per azione di navegazione, era su autentica definición, vino principalmente a cubrir la pérdida del ANDREA DORIA, hundido en su colisión con el Stockholm, historia que ya traeremos un día a estas páginas.

Después de 5 días de un mini crucero por el Mediterráneo, comenzó lo que sería su asidua ruta, Génova-New York, comenzándola en Junio de 1960, sus cinco piscinas, como los jeques árabes, y multitud de salones profusamente decorados al estilo italiano, pronto lo hicieron muy popular en las rutas del Atlántico .

Comenzaba su línea en Génova, seguía a Nápoles-Cannes-Gibraltar-New York, alteró algunas veces su línea para efectuar algunos cruceros turísticos, principalmente a Sudamérica, en 1974 se veía venir el declive de estos grandes cruceros, y en Junio de 1976 hizo su ultima salida desde new York.

Fue transferido a la Italian Line Cruise, quien trató inútilmente de hacerlo económicamente rentable basándolo en Port Everglades, haciendo cruceros por el Caribe, retornado a Italia fue amarrado en el puerto de La Spezia y puesto a la venta, pero serían cosas del diablo, y nunca mejor dicho, cuando en la capilla del barco el 3 de Julio de 1980 alguien que se recalentó demasiado o a saber, o que padecía ardor de estomago. El caso es que se declaró un incendio que quemó todo el barco, habiendo sido sacado de su atraque previamente, escoró 60 grados tocando fondo. En 1981 se equilibró y se procedió a su desguace.

lunes, 6 de junio de 2011

SEMIRAMIS


El SEMIRAMIS podría ser uno de esos barcos que pasan sin mas entre los innumerables buques de de su tipo que navegaron por los años 40 y 50, pero este buque de pasaje perteneciente a la armadora griega EPIROTIKI, con su característico trébol en la chimenea, traerá recuerdos a muchos españoles pertenecientes a la División Azul, que algunos quedan.

Se pasaron algunos años prisioneros en los campos de concentración soviéticos, que eran algo así como los hoteles Meliá, pero en cutre, la dieta no te llegaba y además el desayuno no estaba incluido, después de estas vacaciones pagadas con el oro de Moscú, se planteó la repatriación de todos los españoles prisioneros, 10 años de moscosos se pasaron en la estepa, y fue precisamente en el SEMIRAMIS en el que se hizo la repatriación al puerto de Barcelona desde el puerto de Odessa, en abril de 1954 llegaban 229 prisioneros españoles, los últimos, gracias a la muerte de Stalin, pues el nunca los quiso liberar porque tenia mal carácter.

Teniendo en cuenta que comenzaron la mili en 1941, largo cautiverio soportaron, otros quedaron en el camino, y algunos se libraron y volvieron cuando se retiró esta división del frente, como es el caso del director de cine recientemente fallecido Berlanga.

El Semiramis fue construido en 1935 para la Elder Dempster, recalando muchas veces en Las Palmas, comprado en 1953 por los griegos comenzó su andar en esta compañía, la Epirotiki, pero siempre quedará en el recuerdo de muchos españoles su entrada en Barcelona, entre vítores y lágrimas, eran los tiempos que tocaban.

Esta vieja postal, llegó a mis manos de casualidad hace muchos años, en la misma se muestra la belleza de formas de estos barcos de aquellos tiempos, ni bulbo ni zodiac, y humo, mucho humo.